Ir a pagina principal
YouTube Twitter Facebook

Usan la emergencia en seguridad para comprar casi 100 motos sin licitación

Son vehículos para patrullaje. El monto total de la adquisición bordea los 11 millones de pesos. La vendedora es una empresa de Rosario.

Motorizada

Por Gustavo Castro

El gobierno de Miguel Lifschitz recurrió nuevamente a un clásico desde la época de Antonio Bonfatti: utilizar la emergencia en Seguridad para comprar y contratar sin licitación. En este caso lo hizo con 96 motos para la policía, cuyo vendedor es una concesionaria rosarina.

Según consta en el decreto Nº 2047 del 10 de agosto, el trámite arrancó con en 2015 con una nota del Jefe del Departamento Logística D-4 en el que “solicita la adquisición de 80 (ochenta) motocicletas identificables, 0 km, con casco y equipadas para patrullaje, con destino a las distintas unidades operativas de la Policía de Santa Fe”.

Teniendo en cuenta de que la Emergencia en Seguridad declarada en 2012 por la Legislatura flexibiliza las normas de contratación (la ley era más amplia, pero el veto parcial del gobernador la redujo a poco más que eso), la administración provincial avanzó por la vía de la Gestión Directa. Aún así, no se especifica en esta ocasión cuál es el motivo de la excepción al proceso tradicional, quizás porque sería difícil hablar de “urgencia” teniendo en cuenta que el pedido de compra es del año pasado.

Así, se invitó a las firmas que integran el Registro de Proveedores y presentaron ofertas Corven Motors Argentina, Motor Dos y Fussetti. Las dos primeras fueron desestimadas por objeciones formales y quedó la tercera, a la vez que se aumentó el número de vehículos a comprar de 80 a 96.

De esta manera, se aprobó la adquisición a Fusetti, concesionaria Honda de Rosario, del casi centenar de motos XR 250 Tornado con casco y equipada para patrullaje por un total de $ 10.719.629,76, a un precio individual de $111.662,81.