Se trata de Osvaldo Cerri, quien será indagado mañana por el presunto delito de trata de personas. La joven santafesina desapareció en mayo de 2009 y la causa nunca avanzó. Este año, el expediente recayó en la justicia federal, que investigó la pista "Místico", desestimada antes por otros funcionarios judiciales. Un nombre con peso político vuelve a aparecer en escena: Marcelo Boscarol, a quien su ex socio, el hoy detenido Juan Carlos Cisneros, lo vincula directamente con Cerri.

"/>

Ir a pagina principal
YouTube Twitter Facebook

Un detenido por la desaparición de Natalia Acosta

Se trata de Osvaldo Cerri, quien será indagado mañana por el presunto delito de trata de personas. La joven santafesina desapareció en mayo de 2009 y la causa nunca avanzó. Este año, el expediente recayó en la justicia federal, que investigó la pista "Místico", desestimada antes por otros funcionarios judiciales. Un nombre con peso político vuelve a aparecer en escena: Marcelo Boscarol, a quien su ex socio, el hoy detenido Juan Carlos Cisneros, lo vincula directamente con Cerri.

NATALIA
Natalia Acosta.

Por Nicolás Lovaisa (@nicolovaisa )

Ocho años después, la causa por la desaparición de Natalia Acosta parece haber tomado nuevo impulso luego de que el expediente fuera girado a la justicia federal. Esta mañana, la policía concretó la detención de Osvaldo Gabriel Cerri, de 56 años, citado a indagatoria por el presunto delito de trata de personas.

 

Natalia fue vista por última vez el 29 de mayo de 2009, en la esquina de 25 de Mayo y Suipacha. La causa pasó por distintos funcionarios judiciales que desde un primer momento desestimaron la pista “Místico”, referida al local nocturno que funcionó hasta 2016 en pleno centro santafesino y que, incluso, era promocionado en folletería oficial por la Secretaría de Turismo de la Municipalidad de Santa Fe, bajo el rubro “diversión”.

 

En aquel momento, Cerri declaró ante la policía. Dijo textualmente que  “tras mantener un contacto con el Sr. Boscarol Marcelo, socio del local denominado Místico”, comenzó a prestar funciones en el lugar como “relacionista público”. Ahondó en detalles y explicó que “ante el cierre de un conocido local de diversión nocturna (Club Privado) en esta ciudad”, coordinó con Boscarol la apertura de Místico “los días domingo, lunes y martes, para que los clientes del nombrado Club Privado se inclinen a este nuevo local”. Insólitamente, aquel testimonio no pareció relevante para los funcionarios judiciales, que no volvieron a tomarle declaración.

 

Marcelo Boscarol es hermano de Alejandro, actual diputado por la Unión Cívica Radical, y de Darío, quien se desempeña como vicepresidente del directorio de Aguas Santafesinas. En 2012, como diputado, se opuso a una ley que proponía “la inmediata clausura en todo el territorio de la Provincia de Santa Fe de las whiskerías, cabarets, clubes nocturnos, boites, o locales de alterne”.

 

Folletería oficial de turismo del Gobierno de la Ciudad, donde se recomienda a Místico.
Folletería oficial de turismo del Gobierno de la Ciudad, donde se recomienda a Místico.

 

Entre 2012 y 2016, además, Marcelo Boscarol fue personal político del Honorable Concejo Municipal, durante la gestión al frente del recinto de Leonardo Simoniello, quien acaba de renunciar a su banca para ocupar un cargo provincial. La baja de Boscarol como personal político está fechada 13 días antes del allanamiento a Místico.

 

Las pericias determinaron que la noche de la desaparición de Natalia el celular de Cerri se activó en la misma zona horario y geográfica que el de la joven, que tenía en ese entonces 21 años. Este dato también estuvo a disposición de quienes estuvieron antes al frente de la causa. Sin embargo, nos les pareció relevante.

 

De la causa también se desprende que Cerri se contactó con Natalia para ofrecerle “trabajar” en Místico y que ella estuvo en el local la noche previa a su desaparición. Uno de los que declaró este año en la causa fue Juan Carlos Cisneros, ex dueño del local, actualmente condenado por los delitos de “promoción y facilitamiento de la prostitución”. En su testimonio, vinculó directamente a Cerri con Boscarol y reconoció que ya en 2009 “Místico” funcionaba como un prostíbulo, al admitir que había “reservados” en el lugar.

En 2009, Cisneros sostuvo que además de Boscarol, su socio era Oscar Burtnik, actualmente vocal de la Sala II de la Cámara de Apelación en lo Penal de Santa Fe. En esta causa, para que no queden dudas, al declarar se refirió a Burtnik como “mi otro socio, que ahora es juez”. Burtnik fue dirigente de Unión durante el último tramo de la gestión de Ángel Malvicino (hasta 2007) y en los primeros tres años de la gestión de Luis Spahn (2009/12). También se desempeñó como asesor de la Unión de Trabajadores de Entidades Deportivas y Civiles (Utedyc).

 

LEER MÁS:

Místico, el prostíbulo habilitado por el municipio

De Místico al Concejo

El poder detrás de Místico