Ir a pagina principal
YouTube Twitter Facebook

Se quedó con la termoeléctrica de Sauce Viejo y financia la campaña del macrismo

María Luisa Bárbara Miguens, accionista de la empresa Central Puerto, figura como aportante de dinero para la actividad proselitista de Juntos Por el Cambio en 2019. Esa compañía ganó la privatización de la central Brigadier López y hace apenas un mes firmó el contrato de transferencia, que fue hecha a “precio vil” según una denuncia judicial. Entre sus propietarios también está Nicolás “Nicky” Caputo, amigo íntimo y recaudador de campaña del presidente.

Central termoelectrica sauce viejo
Central Termoeléctrica privatizada por Macri

Por Gustavo Castro

 

Una accionista de la empresa Central Puerto, ganadora de la privatización de la central termoeléctrica “Brigadier López” de Sauce Viejo, puso más de un millón y medio de pesos para la campaña legislativa de Juntos Por El Cambio en la provincia de Buenos Aires.

 

Así lo reveló el politólogo Andy Tow en un hilo de tweets del 27 de julio sobre los aportes de campaña del macrismo en 2019. “María Luisa Bárbara Miguens aporta $350.000 a la campaña legislativa de Buenos Aires. Accionista de Central Puerto, la segunda generadora del mercado eléctrico, cuyas ganancias aumentaron 230% en 2018 respecto a 2017”, escribió, para después agregar: “María Luisa Barbara Miguens, accionista de la generadora eléctrica Central Puerto, figura con un total de aportes de $1.640.000 para la campaña legislativa de Buenos Aires, alcanzando el límite que legalmente puede aportar un individuo a las elecciones primarias”.

 


 

 

En efecto, en el listado de aportantes que publica la Cámara Nacional Electoral la empresaria figura con cuatro aportes, tres del 23 de julio y uno del día siguiente: $ 600.000, $ 440.000, $ 250.000 y $ 350.000. No es una práctica nueva: fue la mayor aportante de la campaña de 2017, con $ 875.000.

 

La empresa de la cual Miguens es accionista se quedó en febrero con la central situada en el área metropolitana de la capital provincial por US$ 376.550.500. Hace apenas un mes y medio se firmó el contrato de transferencia.

 

Esa privatización y la que está en marcha de otra central en la provincia de Buenos Aires motivó una denuncia judicial de los diputados peronistas Rodolfo Tailhade, María Emilia Soria, María Fernanda Vallejos y Adrián Grana contra el presidente Mauricio Macri y los funcionarios del área energética involucrados. “¿Cómo puede admitirse que el Estado argentino enajene activos públicos estratégicos por casi 267 millones de dólares menos (Ensenada de Barragán) y 110 millones de dólares menos (Brigadier López) de lo que valían en 2012? Se concluye que se trata de un intento de privatizarlas a precio vil”, aseveraron los legisladores.

 

Central Puerto tiene también como accionista a Nicolás “Nicky” Caputo, el “amigo del alma” de Macri, que también lo eligió como padrino de su boda con Juliana Awada. Ex socio comercial, actual asesor presidencial, cumple también un rol clave en la recaudación de fondos para las campañas. En una declaración judicial ante el juez Ernesto Kreplak por las revelaciones de su libro “La raíz de todos los males”, donde investigó las formas de obtención de recursos por parte de los partidos políticos, el periodista de La Nación Hugo Alconada Mon afirmó que el íntimo del primer mandatario “se encargó de supervisar a todo el equipo para el financiamiento electoral. Esto es, coordinar encuentros con empresarios, coordinar las formas de pago, repasar las listas de empresarios que debían contactar, tanto con Mauricio Macri, como con otras figuras del PRO, para luego girar esos ingresos a otra área del equipo de campaña que se abocaba a los gastos de campaña”, es decir el “sector en el cual estaban, entre otros Marcos Peña, Jaime Durán Barba y otros referentes”.