Ir a pagina principal
YouTube Twitter Facebook

Santa Fe: la construcción de un barrio entero, en riesgo porque la municipalidad no paga

Son 140 viviendas con pavimento, cordón cuneta, desagües pluviales, agua potable y electricidad en terrenos de los jesuitas en el noreste de la ciudad. Las obras son municipales pero con plata de Nación y Provincia. La empresa constructora dice que la administración Corral tiene deudas con ella desde noviembre. Y pide “paralizar” o directamente “neutralizar” los trabajos si no pagan lo que deben, que supera los 47 millones de pesos.

Municipalidad de Santa Fe
.

Por Gustavo Castro

 

La empresa constructora santafesina Tecsa S.A., presentó el viernes 17 de agosto una nueva nota de reclamo por una deuda de $ 47.369.253,83 que involucra a tres obras en el norte de la ciudad, una de las cuales registra certificados impagos desde noviembre del año pasado y otra que arrancó en marzo y no tiene pagos verificados hasta el momento. Un mes antes, un escrito similar había ingresado a distintas dependencias de la administración de José Corral, tal como lo reveló Diario Santa Fe.

Nota Relacionada: Constructora santafesina denuncia “ahogo financiero” porque la municipalidad no le paga

 

Se trata, por un lado, de la pavimentación de varias cuadras en el barrio Las Flores, que se financia con fondos nacionales y que según la nueva nota de la empresa, a la que también accedió este portal, está concluida. De acuerdo a lo que allí se precisa, los certificados de obra sin cancelar son 7, el más lejano de ellos es de noviembre del año pasado, e implica un total de $ 29.835.377,86.

 

Por el otro, está en juego el Barrio Jesuitas completo, destinado a la reubicación de familias que viven en zonas inundables. Hay aquí dos obras: la construcción de 140 viviendas con plata de Nación y la urbanización de la zona con recursos provinciales. El reclamo de Tecsa S.A. indica que en el primer caso le deben 2 certificados de junio y julio por $ 6.145.265,54. Y que en el segundo son 5 desde marzo, desde el mismo momento en que empezaron los trabajos, por $ 11.388.610,43.

 

Dos meses antes, en diciembre de 2017, cuando firmó el convenio correspondiente con Miguel Lifschitz, el intendente José Corral celebró: “Barrio Jesuitas es un buen ejemplo de trabajo en equipo, porque el proyecto es de la Ciudad, los terrenos se los canjeamos en su momento a los jesuitas y ahora se ponen para las familias; la Nación invierte en las viviendas, la provincia en infraestructura, y también Los Sin Techo que tiene un trabajo anterior en el barrio. Así es como hay que hacer las cosas en la ciudad: trabajando en equipo, pensando en la gente y resolviendo los problemas”.

 

En la nota de Tecsa S.A., un “pronto despacho” firmado por su vicepresidenta Claudia Wagner y dirigido a la secretaria de Hacienda Belén Etchevarría con copia al secretario de Obras Públicas Ricardo Alcaraz, al subsecretario de Coordinación Marcelo Gastaldi y al propio Corral, se recuerda que “en fecha 25 de julio presentamos un reclamo económico a esa municipalidad haciéndole saber la situación de ahogo financiero en la que nos encontrábamos y solicitando el urgente pago de la suma adeudada por las obras de referencia”.

 

Párrafo siguiente, el escrito indica que “transcurrido casi un mes de dicha presentación, no obstante que esta contratista continuó con la ejecución de las obras, la certificación pendiente de cancelación asciende a la suma de $ 47.369.253,83”. Y al respecto agrega: “O sea que no sólo la situación no ha mejorado sino que por el contrario se ha hecho más pesada la carga financiera que esa comitente nos impone, sin tener derecho alguno a colocar a una empresa de la ciudad ante tan grave situación económica-financiera”.

 

Y en cuanto a nuestra presentación –continúa- la misma no ha sido ni tan siquiera respondida, no nos han convocado a una reunión para acordar cómo salir de la situación coyuntural que se atraviesa ni han dado muestra alguna de que estén buscando una solución al problema”.

 

Luego de la sonora queja, y tras insistir en la cancelación de la deuda, el reclamo de Tecsa S.A. avanza ya sobre el punto más sensible: “sinceren su situación de cara al futuro, a los fines de determinar si van a continuar con la ejecución de los trabajos en curso o los mismos deberán ser paralizados hasta tanto se resuelva vuestra situación financiera”.

 

Al cierre de la nota, a modo de síntesis, la constructora solicita que la municipalidad pague lo que debe de la pavimentación terminada de Las Flores “más su redeterminación e intereses”, que abone las dos obras en ejecución “y en caso de no existir seguridad jurídica sobre la disponibilidad de dichos fondos, ajuste los plazos e inversiones a su real posibilidad financiera o disponga la neutralización de la obra ‘Barrio Jesuitas’”. De cierre: “Reservamos derechos por los intereses moratorios, ajuste de precios y demás daños y perjuicios que la falta de pago ocasiona a esta empresa”.