Ir a pagina principal
YouTube Twitter Facebook

Persiste sesgo machista en denominaciones de jerarquías policiales en Santa Fe

La ley del personal de la fuerza sólo prevé grados masculinos. Así es que inspectoras y comisarias, por ejemplo, son identificadas como inspectores y comisarios. El reclamo de cualquier mujer de la institución es rechazado con criterio legalista.

Policia santa fe
.

Por Gustavo Castro

 

El ascenso de las mujeres en la vida pública, que se visibiliza nítidamente en la incorporación masiva del lenguaje con perspectiva de género, aún no llegó a la policía santafesina. Es que las jerarquías de esa fuerza de seguridad aún tienen denominación exclusivamente masculina, según determina la ley de 2006 que regula al personal de la institución.

 

“ARTÍCULO 3º.- Los grados que integran la escala jerárquica policial se agrupan en un cuadro único, con las denominaciones siguientes: 1.- Suboficial de Policía 2.- Oficial de Policía 3.- Subinspector 4.- Inspector 5.- Subcomisario 6.- Comisario 7.- Comisario Supervisor 8.- Subdirector de Policía 9.- Director de Policía 10.- Director General de Policía”, señala la normativa.

 

Según pudo saber Diario Santa Fe, cuando hubo policías que reclamaron ser nombradas en sus cargos con denominación femenina, sus superiores rechazaron el pedido bajo el argumento del respeto a la ley. A diferencia de otras oportunidades. Una rápida observación de sellos y plaquetas identificatorias de las mujeres de azul, donde no aparecen inspectoras, comisarias o directoras, permite ratificar fácilmente la versión.

 

La ley del personal policial de 2006, impulsada por el gobierno de Jorge Obeid y considerada de avanzada para la época, fue aprobada en su momento con amplio consenso legislativo. Nada impide, en principio, que similar acuerdo multipartidario se exprese en una modificación que ponga en línea aquella normativa con el momento actual.

 

Claro está, no se agota en el lenguaje la disolución del problema estructural: la única jefa de policía en la historia de la provincia fue la “comisario mayor” Leyla Perazzo y ocupó su cargo en la misma época en que se sancionó la ley que es eje de esta nota.