Ir a pagina principal
YouTube Twitter Facebook

Místico, el prostíbulo habilitado por el municipio

En 2009, uno de sus propietarios fue indagado por la justicia por la desaparición de Natalia Acosta. Tres años después, presentó ante el Gobierno de la Ciudad la documentación para la habilitación del lugar. En 2016, fue detenido por "promoción y facilitamiento de la prostitución". El municipio llegó a promocionar, a través de folletería oficial, el local. El Honorable Concejo Municipal le pagó sueldo como personal político, durante 4 años, a otro de sus propietarios. 

Mistico Habiilitacion final
Habilitación municipal a Místico.

Por Nicolás Lovaisa (@nicolovaisa)

El 12 de agosto de 2016 Juan Carlos Cisneros fue detenido tras un operativo en Místico Night Club, el lugar que regenteó durante años, ubicado en plena peatonal santafesina. Lejos de profundizar la investigación, la justicia local prefirió la alternativa del juicio abreviado, para que Cisneros se declare culpable de “promoción y facilitamiento de la prostitución” y reciba cuatro años de prisión, sin llegar a juicio. Una decisión que impedirá avanzar en la búsqueda de más responsables. De la policía, por ejemplo, una fuerza que tiene integrantes procesados por su vinculación con la trata en todo el territorio provincial. Y de los funcionarios políticos que durante el tiempo que allí se ejerció la prostitución, a la vista de todos, miraron hacia otro lado. El abreviado evitará también que se indague sobre la participación que tuvieron en el negocio el hermano de dos diputados y un actual camarista penal, mencionados por Cisneros cuando declaró ante la justicia por la desaparición de Natalia Acosta, en 2009.

 

Se sabe que Natalia estuvo en Místico, al menos una vez, antes de su desaparición. Las nuevas líneas investigativas, que durante años no fueron trabajadas por la justicia local, hacen suponer que también estuvo en El Stud, otro local allanado junto con Místico y a cuyo propietario, Walter Guillermo Poch, también se le ofreció la posibilidad del abreviado.

 

Los dos locales, Místico y El Stud, eran parte de la “oferta turística” oficial. Así se desprende de la folletería confeccionada por el Gobierno de la Ciudad de Santa Fe. Bajo el título “diversión”, se los incluía como una muestra de lo que Santa Fe podía ofrecer en la materia, situación que fue denunciada en su momento por la ONG Las Diversas.

Folletería oficial de turismo del Gobierno de la Ciudad, donde se recomienda a Místico.
Folletería oficial de turismo del Gobierno de la Ciudad, donde se recomienda a Místico.

 

El 29 de mayo de 2009, Natalia Acosta fue vista por última vez en la esquina de 25 de Mayo y Suipacha. Dos días después, su nombre apareció en los medios locales. El 17 de junio se realizó la primera marcha reclamando por su aparición con vida. Cisneros, propietario de Místico, fue citado a indagatoria.

 

El caso tuvo un impacto muy fuerte en los medios de comunicación de la ciudad. Evidentemente, en el municipio no se le otorgó demasiada trascendencia al hecho. El 1º de marzo de 2012, Cisneros se presentó por mesa de entrada en la ventanilla “empresas”. Un día después, se le otorgó el certificado de uso 100762 para desarrollar la actividad de “Bar Café Confitería Whiskería” en el inmueble “sito en San Martín 2778”.

El "certificado de uso" que el municipio le otorgó a Místico.
El “certificado de uso” que el municipio le otorgó a Místico.

 

En los días posteriores Cisneros presentó el contrato de locación del local, para explotarlo por 36 meses. El 26 de marzo, tras “analizar la documentación enviada por la ventanilla empresas, se acuerda otorgar el número de padrón 105041 clave 766045” al emprendimiento. Antes, Cisneros ya había registrado la actividad en el Derecho de Registro de Inspección y en Ingresos Brutos, sin dificultades. De hecho, en el DREI se lee que la actividad principal es “Bar”, y las secundarias son “cafetería” y “whiskería”.

DREI Inscripcion Planilla dice Whiskeria
El trámite ante el DREI, para habilitar Místico como whiskería.

 

De esa manera, Cisneros “blanqueó” la actividad que venía realizando desde varios años antes, y por la que se declarará culpable a cambio de una pena de cuatro años de cárcel. La cobertura que el poder político local le brindó a la prostitución en Místico fue tan evidente que, cuando fue allanado, se encontraron actas de infracción por “ruidos molestos” o por la cantidad de mesas ubicadas en el lugar. Es decir, el municipio inspeccionó durante años un comercio que habilitó, “sin saber” cuál era la actividad que realmente se desarrollaba ahí dentro.

 

Cisneros, ante la justicia

 

Cuando debió declarar por la desaparición de Natalia Acosta, Cisneros sostuvo que era dueño de Místico, junto con Marcelo Boscarol y Oscar Burtnik.

Boscarol, durante cuatro años, fue personal político del Honorable Concejo Municipal. Su baja se dio, llamativamente, días antes del allanamiento a Místico. Es hermano del actual diputado por la Unión Cívica Radical, Alejandro Boscarol, y del también ex diputado y actual vicepresidente de Aguas Santafesinas, Darío Boscarol. Son parte del núcleo duro del radicalismo local. Darío, en su paso por la legislatura, votó en contra de una ley que prohibía “la instalación y funcionamiento de los locales comúnmente llamados whiskerías, cabarets, clubes nocturnos, boites, locales de alterne o cualquier otra denominación análoga”. Su influencia en el municipio es tan grande que han logrado que sus familiares directos tengan contratos de locación de servicios con el municipio. 

Oscar Burtnik, por su parte, fue dirigente de Unión y asesor de la Unión de Trabajadores de Entidades Deportivas y Civiles (Utedyc). Actualmente es vocal de la Sala II de la Cámara de Apelación en lo Penal de Santa Fe.

DBQAsKkXoAEy2Yt
La declaración de Cisneros ante la justicia, donde menciona a Boscarol y Burtnik.