Ir a pagina principal
YouTube Twitter Facebook

Las cajas negras de Corral son para hacer campaña

Desde el municipio, el intendente José Corral le gira dinero a asociaciones civiles que salen a pintar paredes y a trabajar para el candidato oficialista, Carlos Pereira. Los montos aumentan considerablemente en años electorales en los que, incluso, se sobreejecuta lo presupuestado. Un programa con fines loables, desvirtuado por un gobierno que lo utiliza para su propio beneficio. Desde 2013, Corral aumentó un 285% lo destinado al área. Toda la documentación.

Pintada normal
.

Por Maximiliano Ahumada (@mxahumada) y Nicolás Lovaisa (@nicolovaisa)

Una herramienta de inclusión convertida en un aparato electoral. Un proyecto con objetivos encomiables que se transformó en un instrumento para fortalecer al oficialismo en años electorales. El programa “Iniciativa Comunitaria y Cooperativas de Trabajo” nació como “una oportunidad de empleo y capacitación” para los sectores más necesitados. Sin embargo, su utilización política es tan burda que varias de las asociaciones que reciben fondos tienen entre sus filas a empleados municipales, afiliados a la Unión Cívica Radical y punteros oficialistas que salen a pintar paredes en épocas electorales para los candidatos de Cambiemos.

Entre 2013 y 2017 el intendente de la ciudad, José Corral, amplió el presupuesto destinado al área en un 285%: pasó de 24 millones de pesos a más de 94 millones. Llamativamente, el flujo de dinero aumenta en años electorales. De 2014 a 2015 se dio el mayor salto porcentual en la inversión en el programa: un incrementó del 75%, pasando de 33.944.339,99 pesos en 2014 a 59.516.687,01 en el año de su reelección.

Sólo en una ocasión el municipio sobreejecutó lo presupuestado. Fue en 2015, cuando invirtió en el programa 59.516.687 pesos, más de 6 millones por encima de lo previsto. En ese año, Corral logró la reelección y se convirtió en el principal referente de Mauricio Macri, rompiendo líneas con el Frente Progresista Cívico y Social y cerrando su acuerdo político con Cambiemos.

 

En 2017, lo invertido hasta el 31 de mayo, según datos oficiales, indica que en este ejercicio podría haber sobreejecución. El municipio presupuestó 94.370.803 millones de pesos y, en los primeros cinco meses, ya comprometió 40.990.999,61 equivalentes al 43% del total. Casualmente, también éste se trata de un año electoral.

Dos asociaciones son un claro ejemplo de cómo el municipio utiliza fondos públicos para sus campañas. Una es “Jehová Giré”. Su titular es Juan Carlos Viñas, el “Gitano”, quien ingresó a planta permanente durante la actual gestión. Está afiliado a la UCR y acompaña a los funcionarios cada vez que recorren el oeste de la ciudad. La otra es “Los Redimidos de Cristo”. Sus integrantes salieron este año a pintar paredes para la candidatura a concejal de Carlos Pereira, actual secretario General del Gobierno de la Ciudad y el hombre que Corral pretende poner en el municipio en 2019, para sucederlo en el cargo. 

 

Pintada final
Un militante con la campera de Redimidos de Cristo pintando paredes para la campaña de Carlos Pereira

Los Redimidos de Cristo

La asociación está presidida por Ricardo David Gudiño, afiliado al Movimiento Ecunémico por los Derechos Humanos, pero que siempre trabajó “políticamente para Corral”, según declaró en una entrevista con Edición Límite, en 2015. El año pasado fue uno de los beneficiarios del Programa de Entrenamiento y Capacitación Laboral. Cuenta con causas por hurto y robo.

Entre 2012 y 2017 firmó, como mínimo, 20 convenios con el municipio, todos dentro del “Programa de Iniciativa Comunitaria y Cooperativas de Trabajo”, por un total de 3.807.880 pesos. O, para ponerlo en contexto, de acuerdo a la cotización del Banco Nación al día de la firma de cada uno de los acuerdos, 409.646 dólares. Todos llevan la firma del intendente Corral y el secretario de Desarrollo Social, Carlos Medrano, recientemente citado por el Honorable Concejo Municipal para dar explicaciones por este tipo de maniobras.

Los fondos que el municipio gira a la asociación aumentan en años electorales. En 2015 firmaron la mayor cantidad de convenios en un año: 7, por un total de 1.053.000 pesos. En 2016 esa cifra bajó a 765.000 pesos. Este año, volvió a incrementarse: al mes de julio, “Los Redimidos de Cristo” firmaron la misma cantidad de convenios que el año pasado (4) por un total de 705.000 pesos. ¿En años electorales son mayores las tareas de limpieza de desagües, entubados y boca de tormenta, para las que se gira ese dinero, y por eso se incrementan los fondos? “Cumplen esas tareas, pero sólo pueden trabajar quienes Gudiño decida y militen para Corral. Cuando hay elecciones, su trabajo directamente es juntar votos”, afirmó una vecina de barrio San José, que prefirió no dar su nombre.

En su propio perfil de Facebook la asociación muestra cómo, con remeras en las que puede leerse “Redimidos de Cristo – Gudiño Presidente” pintan paredes con las consignas “Con José Corral – Carlos Pereira Concejal”. Corral, Medrano y Pereira aparecen también en varias fotos de la cuenta. Una clara muestra de cómo el oficialismo utiliza recursos del Estado con fines electorales, tercerizando la mano de obra a través de asociaciones.

Galería de Imágenes (Hacer clik para agrandar las fotos)

 

En la nómina de autoridades de la asociación también figuran Nadia Soledad Gudiño y Adela Susana Ferreyra, quien ingresó como planta permanente del municipio en noviembre de 2016. 

Cabe recordar que el Ejecutivo, en 2015, le compró una casa a Mauricio Gudiño, hijo de Ricardo. En una investigación publicada en ese momento por los periodistas Fernando Passante y Juani Citroni en Edición Límite, se comprobó que el propio intendente Corral, presidente de la Agencia Santa Fe Hábitat, dispuso la compra de una vivienda cuya inversión demandó la suma de $ 550.000 con fondos municipales. 

El trámite se inició el 25 de marzo de 2015, dos días después de la muerte de Yamila Ferré por leptospirosis. Yamila era pareja de Mauricio, con quien había tenido 4 hijos. Trabajaba en la limpieza de zanjas en el barrio Don Bosco, precisamente para los “Redimidos de Cristo”. Para la madre de Yamila, el municipio compró la casa “a cambio de silencio”. La familia Gudiño nunca acompañó el reclamo de los padres de Yamila contra el municipio, por “abandono de persona y mala praxis”. Según el papá de Yamila, a su hija “no se le proveyeron elementos de seguridad como ropa adecuada, guantes y barbijos”. El 1° de abril de 2015, nueve días después de la muerte de Yamila, el municipio decidió contratar como “Personal no permanente contratado” a Mauricio, su pareja.

 

“Jehová Giré”

La asociación está liderada por Juan Carlos Viñas, más conocido como “El Gitano” en el barrio Santa Rosa de Lima. En 2012, el Gobierno de la Ciudad lo hizo beneficiario de una “Ayuda Económica No Remunerativa Mensual”. En 2015 pasó a ser planta permanente del municipio. Tiene en su haber causas por lesiones leves dolosas contra Ana María González (que integra la misma asociación civil) y amenazas simples. Ana, por su parte, tiene causas por amenazas simples, lesiones leves calificadas, violación de domicilio, defraudación y hurto. Viñas es, además, afiliado a la Unión Cívica Radical.

Entre 2011 y 2017 la asociación firmó, como mínimo, 22 convenios con el municipio en el marco del programa “Iniciativa Comunitaria y Cooperativas de Trabajo” por un total de 2.529.540 pesos, equivalentes, si se toma en cuenta la cotización del Banco Nación al momento de rubricarse cada uno de los acuerdos, a 275.209 dólares.

Galería de Imágenes (hacer clik para agrandar las fotos)

 

En 2015, Esteban Zambrella, entrevistado por Alejandro Colussi, contó en FM Sol 91.5 que trabajaba para la asociación. Que le habían prometido pagarle 3000 pesos por mes por tareas de desmalezamiento pero, finalmente, le pagaban 1000. Un día después de la entrevista recibió seis balazos. Apuntó directamente contra Viñas, quien incluso brindó una conferencia de prensa negando su vinculación con el hecho. Otra vez ante los micrófonos de Sol, Zambrella insistió y dijo, textualmente, “el Gitano me mandó a matar“.

Carlos Pereira, en su rol de Secretario General del Gobierno de la ciudad, salió rápidamente a aclarar que, para él, el “Gitano” Viñas no es ningún “puntero político”. De hecho, en los partes de prensa del municipio, se refieren a Viñas como “uno de los principales vecinos referentes y luchadores por el progreso del barrio Santa Rosa de Lima“. En los actos por la “Mediateca La Cumbia”, Viñas se mostró junto con las principales autoridades de la ciudad.

Gitano en Mediateca

 

Al igual que con “Los Redimidos de Cristo”, los fondos que percibe”Jehová Giré” aumentan en años electorales. La asociación recibió más dinero del municipio en 2015, el año de la reelección de Corral. En ese momento lograron firmar 5 convenios por un total de 806.900 pesos, un 231% más que en 2014. Entre enero y noviembre de 2016, recibió 278.000 pesos. Pero a partir de diciembre, a 21 días del comienzo de otro año electoral, y hasta el pasado 2 de junio, embolsó un total de 568.000 pesos. Es decir que en un período de 7 meses, la gestión de Corral incrementó un 195% sus aportes para Viñas respecto a los 11 meses anteriores. Y justo, casualmente, en otro año de elecciones.

 

 

Galería de Imágenes (hacer clik para agrandar las fotos)