Ir a pagina principal
YouTube Twitter Facebook

La EPE saca plata de obras para pagar el tarifazo nacional

Lifschitz firmó un decreto para sacar casi 114 millones de pesos de trabajos públicos. Más de 78 millones van a parar a la compra de energía, cuyo precio está afectado por la quita de subsidios de Macri.

EPE1
.

Por Gustavo Castro

 

El gobernador Miguel Lifschitz firmó el decreto N° 4413, fechado el 29 de diciembre de 2017, mediante el cual modifica el presupuesto de la EPE en dos grandes movimientos: sube la plata para comprar electricidad, que controla la Nación, y baja el dinero para las obras que la distribuyen, que hace la Provincia.

 

El documento oficial, al que accedió Diario Santa Fe, muestra un movimiento compensado entre reducción y ampliación de fondos por $ 113.966.194. De ese total, $ 78.458.794 se incorporan a las previsiones para “Compra de Energía”. Ese costo, por la quita de subsidios desde la llegada de Mauricio Macri a la presidencia, no paró de crecer y explica en parte las colosales facturas que les están llegando en estos días a los usuarios santafesinos.

 

Pero además, esos recursos extra para pagar la energía a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico S.A. (Cammesa) provienen en su totalidad de obras, según la reasignación presupuestaria establecida por Lifschitz. De hecho, el monto global de reducción, o sea los casi 114 millones de pesos, son succionados de los fondos destinados a 18 trabajos públicos.

 

En los argumentos expuestos en el decreto se lee: “de acuerdo a diversos requerimientos de distintas Gerencias, resulta procedente adecuar algunas partidas de gasto, a fin de atender situaciones puntuales derivadas de la actividad propia de la Empresa”.

 

En este contexto, conviene incorporar precisiones presupuestarias que aporta el blog Nestornautas: “De acuerdo con el presupuesto provincial para éste año, la Empresa Provincial de la Energía (EPE) recaudaría $ 19.174.400.000 en concepto de ingresos por tarifas, y gastaría $ 8.425.000.000 en comprar la electricidad al mercado mayorista; lo que supone que por cada peso gastado en proveerse del fluido obtendría de sus usuarios 2,27 pesos por suministrarles la luz. Aún con una ostensible caída de los subsidios nacionales al precio de la electricidad, el “colchón” de diferencia de la distribuidora provincial sigue siendo mucho más de lo que era en el 2007 al asumir Binner, cuando la misma relación era de 1,89 a 1”.