Ir a pagina principal
YouTube Twitter Facebook

El gobierno vuelve a auxiliar al Iapos después de una década

La Provincia le adelantó 187 millones de contribuciones patronales. Es para pagar mayores costos de las prestaciones. Desde 2007, la obra social del Estado santafesino no había necesitado asistencia por ser superavitaria.

Iapos
.

Por Gustavo Castro

 

El vicegobernador de la provincia Carlos Fascendini, a cargo del Ejecutivo por el viaje de Miguel Lifschitz a Vietnam y Tailandia, firmó el 29 de mayo el decreto N° 1242 por el cual se otorga un adelanto de 187 millones de pesos de contribuciones patronales del personal de planta permanente del ministerio de Salud al Instituto Autárquico Provincial de Obra Social (Iapos).

 

Se trata de una suerte de préstamo que le hace la cartera sanitaria, al estilo de los adelantos de coparticipación que suelen recibir municipios y comunas en crisis. En este caso, según se dispone en el documento, al que accedió Diario Santa Fe, “deberá ser devuelto en el corriente ejercicio”, es decir durante 2018.

 

Siempre de acuerdo al decreto, la asistencia al Iapos se concreta porque “acontece una fluctuación en el flujo financiero de Fondos producto de los costos mensuales de las prestaciones”. Ese dinero extra “se compensa con los ingresos adicionales resultantes de las contribuciones personales y aportes patronales de ley que operan con la liquidación del Sueldo Anual Complementario correspondientes al primer y segundo semestre de 2018”, señala el decisorio.

 

La medida no registra antecedentes en los últimos 10 años. Es que la obra social provincial logró en 2007 superávit en sus cuentas, luego de que el entonces gobernador Jorge Obeid restituyera parcialmente (3%) los aportes patronales de la Caja de Jubilaciones y Pensiones, que habían sido eliminados por la Emergencia Económica (eran del 6%). Ese factor, sumado al blanqueo de las sumas en negro de los salarios estatales, le dio al Instituto una solidez económica de la que había carecido previamente, etapa en la cual eran necesarios constantes aportes del Tesoro provincial para su viabilidad.

 

Además, esta decisión llega en medio de nutridas y ruidosas protestas de afiliados, que fueron acompañados por los trabajadores del Iapos nucleados en ASPI, por el considerable aumento en los precios de las órdenes de consulta, bonos de prácticas y órdenes de internación.