Ir a pagina principal
YouTube Twitter Facebook

El gobierno paga aumentos en alquileres por encima del tope que se puso a sí mismo

Lifschitz fijó un límite del 30% de incremento a abonar por el Estado. Pero el mismo día aprobó una renovación de contrato por el 50%. Cinco días después hizo lo mismo.

casa de gobierno
Casa de Gobierno de Santa Fe.

Por Gustavo Castro

El gobierno de Miguel Lifschitz se autoimpuso un tope del 30% de aumento en los alquileres que paga, pero casi en simultáneo firmó acuerdos por incrementos que trepan al 50% en el primer año de contrato y el 100% en el segundo.

 

El 15 de septiembre pasado, el gobernador firmó el decreto Nº 2.339, que en su artículo 2° establece que “las renovaciones de contratos relacionados con servicios prestados al Estado Provincial como así también las locaciones de inmueblesno podrán tener incrementos anuales superiores al 30% (treinta por ciento) del último valor contractual o canon locativo vigente”.

 

En el mismo decisorio se precisa que “para el caso de las locaciones de inmuebles se entenderá comorenovación tanto a las prórrogas estipuladas en el texto contractual, ya sea aplicando o no una variación en el canon locativo, como así también aquellos nuevos contratos de locación que recaigan sobre inmuebles que la Provincia se encuentre ocupando en calidad de locatario”.

 

Sin embargo, el mismo día firmó el decreto Nº 2.340, es decir el inmediato siguiente, que autorizó la renovación del alquiler del edificio del Instituto Provincial de Estadística y Censos (IPEC) en la ciudad de Santa Fe. Allí se dispone que el Estado santafesino pasará de pagar $ 18.000 a los propietarios del inmueble a $ 27.000 en el primer año del nuevo contrato y $ 36.000 en el segundo. O sea que el 15 de septiembre, el gobernador impuso un tope del 30% y segundos después suscribió un incremento que va del 50 al 100%.

 

Cinco días después hubo otro caso similar. El 20 de septiembre, Lifschitz firmó el decreto Nº 2.370 mediante el cual se aprueba la renovación del alquiler del inmueble en donde funciona la delegación zona sur del ministerio de Infraestructura y Transporte (ex cartera de Aguas) en Rosario. Para este edificio se pagaban a julio de 2015 $116.000 mensuales, cuando venció el contrato, pero se siguió abonando lo mismo hasta ahora. Con la firma del nuevo acuerdo, que rige desde el momento del final del anterior, el Estado tendrá una erogación de $ 174.000 en el primer año y $ 226.000 en el segundo, lo cual equivale a un aumento del 50% y 94,82%, respectivamente. Claramente, muy por arriba del 30% establecido.