Ir a pagina principal
YouTube Twitter Facebook

Dura respuesta de Barraguirre a los fiscales y defensores que lo denunciaron

Dice que las imputaciones en su contra están llenas de “falsedad y contenido difamatorio”. Y les endilga a los acusadores trabajar cada vez menos. Le habían reprochado tener “actitudes arbitrarias violentas y maltratos” y “efectuar ademanes obscenos”, entre otros aspectos.

Barraguirre final
Jorge Barraguirre.

Por Gustavo Castro

El procurador general Jorge Barraguirre aseguró que las acusaciones contra él hechas por una treintena de fiscales y defensores ante la Corte Suprema de la provincia tienen “falsedad y contenido difamatorio”. Lo hizo en una nota dirigida al presidente del máximo tribunal, Daniel Erbetta, presentada el 11 de mayo, que ahora sale a la luz.

Leer más: Gravísima denuncia de 30 fiscales y defensores contra Barraguirre

Diario Santa Fe(.com.ar) publicó el contenido de una gravísima denuncia de 30 fiscales y defensores contra Barraguirre, también a través de una nota a la más alta autoridad de la Justicia santafesina, en la que lo acusaban de tener “actitudes arbitrarias violentas y maltratos”, mencionaban una oportunidad en que delante de funcionarios “llevó sus manos hacia sus partes genitales” y realizó “movimientos impúdicos” sin “importarle la presencia de mujeres” y también apuntaban a “directivas contradictorias” en el sistema conclusional de causas. La existencia de esta presentación fue revelada por el blog Nestornautas.

Barraguirre respuesta 1

En la contestación del procurador, a la que también tuvo acceso este medio, en primer lugar señala que entre los denunciantes hay “algunos/as funcionarios/as con los que he tenido contacto sumamente ocasional”, otras “determinadas personas que han firmado ‘en solidaridad’” y otros “afirman hechos ocurridos, supuestamente, sin haber estado siquiera presentes”, lo cual “alcanza prácticamente a todos/as los/as presentantes”.

En el mismo sentido, Barraguirre destaca que dos de los firmantes, Romero y López Rosas, no cumplen más funciones bajo su órbita ya que “uno de ellos fue transferido al Ministerio Público de la Acusación y el otro jubilado, ambos sin haber expresado queja alguna oportunamente, afirmando ahora hechos que no están en condiciones de atestiguar”.

Barragirre respuesta 2

Además, el funcionario judicial enfatiza que “el supuesto gesto que jamás ocurrió en Venado Tuerto se reprocha nada menos que luego de tres años”. Se refiere a esta parte de la denuncia: “en oportunidad de llevarse a cabo la primera reunión del Consejo de Fiscales de Cámara en Venado Tuerto, el doctor Barraguirre (h) descontrolado, llevó sus manos hacia sus partes genitales y se dirigió a los presentes con movimientos impúdicos, quedando los mismos desconcertados y atónitos ante tal situación”.

En el segundo tramo de su nota, Barraguirre evalúa que “a lo largo de estos cuatro años y meses hemos asegurado el papel del Ministerio Público, tanto en su faz fiscal como en lo concerniente a la defensa (y a pesar de las serias tensiones constitucionales que el modelo presenta) fundamentalmente a través de instancias participativas como no las hubo nunca en su larga historia”.

En ese contexto, y respecto de la acusación contra el ex Fiscal de Estado de someter a fiscales y defensores a controles “al límite del acoso laboral” y “lo indecoroso”, el procurador contragolpea con dureza: “La imposición de horarios y controles es un deber funcional. Lejos está de ser una directiva indecorosa. La carga de trabajo y la sistemática merma que se dio entre los años 2013, 2014, 2015 y 2016 así lo imponían”. En criollo, les dice que tuvo que ajustar las clavijas porque trabajaban cada vez menos.

Barraguirre respuesta 3

 

En el tercer bloque de la respuesta, Barraguirre advierte que las imputaciones de “la gestualidad en una ocasión, cierto rechazo por el intercambio de puntos de vista que se traducirían en exabruptos violentos y gestos indecoroso como así también algún tipo de hostilización laboral” tienen “falsedad y contenido difamatorio”. Y dispara: “la calificación empleada por los presentantes para referirse a mi persona, en calidad de ‘nuevo en la función judicial’, es reveladora de un claro trato discriminatorio para quienes no hemos seguido la carrera judicial”.

Asimismo, el ex fiscal de Estado vuelve a subrayar el “enfoque participativo” de su gestión y pasa facturas: “era y es una manera de restituir, a quienes se acercan personalmente a la Procuración, la dignidad del cargo que consideraban lastimada ante algunos calificativos desde algunas altas esferas de la Administración Provincial”. En ese aspecto, recuerda que “uno de los calificativos que más resonaban en los/las fiscales era el de ser considerados, según sus dichos, una ‘rémora medieval’”.

El cuarto capítulo de la respuesta del procurador es el cierre de la nota. Dice textualmente así: “No obstante, a la luz de la presentación inicial, está claro que existe un lamentable malentendido. Comprendo la situación de continua tensión de quienes tienen a cargo tanto la acción penal como la defensa en un ambiente desfavorable y en un contexto como el ya descripto, los que pudieron generar angustia, incertidumbre y tirantez. A quienes se sintieron maltratados, ofrezco mis sinceras disculpas. A los que difaman, sólo me resta seguir trabajando en silencio, tratando de llevar justicia y el derecho a donde deben imperar”.