Ir a pagina principal
YouTube Twitter Facebook

Crisis en la industria gráfica: “Argentina hoy produce el 20% e importa el 80%”

Así lo expresó Jorge Cottone, empresario santafesino que lleva más de 40 años en el rubro. Explicó que hasta 2015 la mayoría de los trabajos se realizaba en el país, pero desde 2016 esa relación se invirtió. “La situación del sector es muy delicada”, aseguró.

Industria Grafica
.

Según el INDEC la industria de la edición/imprenta viene cayendo mes a mes. De acuerdo a los datos de ese organismo el sector tuvo una caída del 9,5% en el primer bimestre del año. Al respecto, el programa “Yo Te Avisé” de las emisoras Solar de Radio y FM Chalet de Santa Fe dialogó con Jorge Cottone, propietario de la imprenta Lux de la capital provincial e integrante de la Federación de Industriales Gráficos de Argentina.

A modo de ejemplo, referido al sector de packaging, el empresario explicó que hasta hace 2 años se hacían en el país los calditos Knorr Suiza, los envoltorios de aluminio y las cajitas en todos sus tamaños, y ahora toda esa producción se hace en Brasil.

Sobre el otro sector de imprenta, el editorial, Cottone dijo “habíamos conseguido una norma para proteger el trabajo argentino con diferentes reglas técnicas que se le imponían a los libros que llegaban desde afuera, generalmente desde China. Eso fue cuando estaba Guillermo Moreno en la Secretaria de Comercio. Pero cuando asumió Pablo Avelluto como ministro de Cultura derogó esa norma. Lo más preocupante es cómo se revirtieron los porcentajes: hace un par de años Argentina importaba solamente el 20% y producía el 80%. Hoy es al revés, importa el 80% y produce apenas el 20%”.

 

 

Además, el gobierno anterior, a través del ministerio de Cultura compraba millones de libros a la industria nacional, el año pasado no imprimieron ni un solo libro en el país. Por ejemplo, el manual Santillana de cuarto grado tiene como pie de imprenta “Impreso en China”.

“La baja de la producción, por la menor cantidad de ventas, sumado a la importación de productos que antes realizábamos nosotros está dando como consecuencia una situación muy delicada en el sector. Hay empresas muy grandes en la zona en las que se terminaron las horas extras para los trabajadores. A pesar de que todos estamos tratando mantener los empleados. Somos todas imprentas medianas que conocemos a nuestro empleados y, en su mayoría, son de muchos años de antigüedad”, explicó el dueño de la imprenta que tiene 30 empleados.

Fuente: Diario Santa Fe/Solar de Radio.