Ir a pagina principal
YouTube Twitter Facebook

A temblar, mi amor

En un hecho histórico, mujeres de más de 50 países realizaremos un paro y haremos oir nuestra voz. Los motivos de la huelga y los reclamos en nuestro país.

8M Final
.

Por Mariana Steckler

(@marianasteckler)

El próximo miércoles 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, será nuevamente una fecha que se planteará a través de la lucha y el reclamo.

¿Qué reclamamos las mujeres? Primero es importante recalcar que lo hacemos desde lo colectivo, el movimiento feminista tiene un larguísimo camino recorrido y una historia de mujeres cuya conciencia de género les ha costado a algunas incluso la vida. Esas historias de lucha y las conquistas posteriores han perfilado una huella difícil de ignorar por parte de las mujeres que hemos decidido tomar la posta siempre con la conciencia de sabernos responsables de hacer lo mismo con las generaciones que vienen.

Un movimiento de estas características por su sola conformación heterogénea, plural, masiva y diversa reúne en su interior distintas miradas e interpretaciones de la realidad, sin embargo el grito de “basta de machismo, basta de matarnos, relegarnos, despreciarnos y lastimarnos” es, sin dudas, el grito común.

Entonces, reclamamos desde lo colectivo, somos un movimiento político (sabemos que necesitamos las herramientas de la política para modificar la realidad) cuyo lema “La solidaridad es nuestra arma” nos aúna en contra del machismo. ¿Y por qué es “malo” el machismo? Porque esconde vulneración de los derechos de las mujeres, porque deslegitima y discrimina, porque acepta y promueve la desigualdad salarial y el acceso inequitativo de los ingresos entre mujeres y hombres, porque su última manifestación es la violencia física que deriva en los feminismos y travesticidios pero previo ocurrieron otras violencias como las psicológicas, el hostigamiento y acoso.

Por todo esto las mujeres de 54 países vamos a un paro internacional que ya es histórico y que consistirá en un cese de las tareas de producción y de cuidado que realizamos a diario y lo haremos en un lapso de dos horas o durante todo el día (de acuerdo a las distintas modalidades que lograron convenirse con los sindicatos y las patronales). Además, ese día iremos vestidas de negro o de violeta, marcharemos y en el caso de la ciudad de Santa Fe culminaremos con un acto central en Plaza de Mayo donde un grupo importante de mujeres de la cultura subirán al escenario a demostrar que, a pesar del duelo por las mujeres que nos faltan culpa del patriarcado femicida, enfrentamos la lucha con alegría, música y esperanza. Porque es militancia, porque es sororidad (hermandad, empatía con otras mujeres), porque nos sentimos optimistas en la mirada hacia el futuro, porque nada nos han regalado, todo lo hemos conseguido luchando e iremos por más.

“Nosotras, las mujeres del mundo, estamos hartas de la violencia física, económica, verbal y moral dirigida contra nosotras. No la vamos a tolerar pasivamente. Exigimos que nuestros gobiernos dejen de usar insultos misóginos y empiecen a tomar medidas reales para resolver numerosos problemas”, de esta manera empieza el llamado que la Plataforma del Paro Internacional de Mujeres les hace a los gobiernos del mundo para que comiencen a velar por los derechos de las mujeres.

En Argentina, exigimos al gobierno nacional que cese con el vaciamiento de los programas destinados a la prevención y el cuidado de las mujeres víctimas de violencia, que fortalezca los programas que proveen de métodos anticonceptivos y charlas de capacitación a los centros de salud, que destine más presupuesto para la implementación de la Ley de Educación Sexual Integral, que fortalezca la Asignación Universal por Hijo ya que la feminización de la pobreza es una realidad que arremete cuando las crisis económicas se instalan en los países. Además, exigimos que garanticen los mecanismos de acceso a la justicia, que cese la persecución ideológica y de género contra las luchadoras populares como Milagro Sala y contra las personas trans, y también exigimos a cada gobierno provincial que disponga lo necesario para el cumplimento efectivo de las leyes y programas que protegen a las mujeres contra la violencia machista, que discutan/sancionen/implementen una Ley de Paridad de Género, entre otros reclamos.

Este miércoles 8 de marzo, en todo el mundo, la tierra va a temblar. La sugerencia es que nos tomemos de la mano, todos y todas, imaginemos un mundo mejor sin machismo y lo hagamos posible. A por ello